sábado, 20 de mayo de 2017

Esculturas de Oviedo en los aledaños del Campoamor


La Pensadora, del escultor ovetense José Luis Fernández, se encuentra en la calle Argüelles con la mirada perdida en el horizonte. 




Al igual que el Pensador de Rodin, es una figura de bronce, sentada y desnuda.



A escasos metros de ella se encuentra el Monumento a la Concordia. 





Y en frente, el edificio modernista Eduardo Alonso Villa (1905) del arquitecto Manuel Del Busto.






Cerca de la entrada del Teatro Campoamor, nos encontramos con Esperanza Caminando, también en bronce, del escultor Julio López Hernández, Se nos presenta como una estudiante ¿universitaria? que, tranquilamente, lee un libro, el cual sujeta junto a una libreta y una carpeta.




Un poco más atrás de esperanza, también en la calle Pelayo, vemos La Bailarina de Santiago de Santiago.






Y a pocos metros de distancia, Culis monumentalibus de Eduardo Úrculo, escultor afincado en Asturias. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario